¿Qué es el funnel y cómo ayuda a mi negocio?

Itzel González

La gran diferencia que hay entre el marketing tradicional y el marketing digital es que en el segundo, cada acción que tomes  puede ser medida desde el comienzo. Gracias a esto podemos saber si lo que estamos haciendo está bien y si sigue en tendencia;  el funnel es parte de este proceso.

Medir puede ser un asunto tan fácil como complejo, ya que requiere seguir aumentando los conocimientos en las herramientas de marketing digital. El funnel es fundamental para desarrollar cualquier tipo de estrategia en la web. Si en tu empresa aún no tienes uno debes plantearlo de inmediato antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué es un funnel y cuál es su importancia?

Conforme el tiempo pasa las tecnologías van avanzando y todo lo que emprendemos requiere de un gran esfuerzo debido a la competitividad que hay en el mercado, esto nos consume mucho tiempo y al comienzo es importante demostrar que todo lo que estamos haciendo tiene un sentido con el paso de los meses.

Si no estabas enterado aún, el funnel es la herramienta que te enseña en una representación matemática lo que esta pasando en el proceso que cuenta con una parte inicial y una parte final. Está representado visualmente en forma de embudo, se entiende que en cada fase del mismo vamos perdiendo.

Existen diferentes tipos de funnels que pueden ser utilizados para todo tipo de procesos, pero hablando del funnel de venta se puede representar de la siguiente manera.

En el medio online el embudo esta conformado por tres fases; controlarlas, manejarlas, perfeccionarlas y saber cómo impactar en  cada una será la clave para que domines el mundo. Como bien sabes se enfoca en obtener leads, o sea un contacto con correo electrónico, ¿cómo lo hace? Muy fácil, convierte a los visitantes de tu página web en suscriptores. Esto claro que toma su tiempo, al principio tendrás que ver cómo responde ese lead a nuestros mensajes y si todo marcha bien finalmente se convierten en clientes.

En términos coloquiales es la forma de perseguir a los usuarios de manera discreta hasta conseguir la venta deseada.

Primer reto

Con ayuda del inbound marketing se logra llevar tráfico a la parte alta del embudo.

Segundo reto

Mediante el uso de formularios, newsletters, invitaciones, etc; convertimos ese tráfico en leads.

Tercer reto

Esta es la parte en la que tienes que ofrecer un aliciente, generarle esa sensación al usuario de sentirse importante por medio de un regalo como una prueba gratuita del producto o unos meses de suscripción sin cobro, para después finalmente hacerle una oferta o un acceso a la parte premium de nuestro producto/ servicio.

Cuarto reto

Estás a punto de cruzar la meta, en esta fase se busca convertir clientes para fidelizarlos en la última fase y obtener su recomendación a posibles nuevos usuarios o compradores de nuestro producto o servicio.

Un cliente satisfecho hoy es un posible cliente el día de mañana.

Debemos de tener claro que no importa el servicio, producto o idea que vendamos, nuestro enfoque principal siempre debe ser el interés hacia los usuarios para entenderlos y enamorarlos con lo que ofrecemos. Aunque en cada una de las fases o retos se va perdiendo gente debido a que no eras lo que estaban buscando en ese momento, lo importante es que los que sigan por el camino del embudo lleguen hasta el punto de venta.

Ya que tengas una vía de contacto tienes que seguir promoviendo la idea, ya sea por medio de marketing, email, etc.

Si aún no te quedó claro realízate estas dos simples preguntas.

¿Para qué usamos un embudo en la vida cotidiana? Para canalizar líquidos.

¿Para qué utilizamos un embudo en marketing digital? Para canalizar clientes.

¡Así de simple, ya lo tienes!

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Platica con nosotros
Bizarro MediaWhatsApp
whatsapp diferenciascampaña de banners
Send this to a friend